• Fobias Sociales y los Discursos del Odio

    Los discursos del odio son formas de expresión que buscan promover la aversión hacia determinados grupos sociales, desde la intolerancia. A lo largo de la historia sus practicantes han estigmatizado a grupos para que sean tratados con hostilidad, disolviendo al individuo en el colectivo al que se agrede con mensajes destructivos.

    Las emociones que se expresan en estos mensajes, como el desprecio y el rechazo, son fobias sociales, representativas de patologías sociales que debemos superar: el racismo, la xenofobia, la misoginia, la homofobia, la aversión religiosa, o la forma más común de todas, la aporofobia, el rechazo al pobre. Las emociones, impregnan estos discursos y éstas son especialmente manipulables por aquellos que los articulan a los dos lados del océano Atlántico (líderes políticos, movimientos populistas…) como estamos viendo últimamente.

    El derecho trata de legislarlo con criterios para distinguir entre el discurso molesto, pero protegido por la libertad de expresión, y los discursos que atentan contra bienes constitucionales o la dignidad de colectivos. Como hemos podido ver, las redes sociales constituyen, también, otro inmenso océano a legislar. Sin embargo, el conflicto entre libertad de expresión y discurso del odio no se supera solo a través de leyes.

    En realidad, las libertades personales, también la libertad de expresión, se construyen sobre el reconocimiento recíproco de la igual dignidad que es el pilar de una sociedad democrática. El reconocimiento de la propia dignidad es un bien innegociable porque el núcleo de la vida social no lo forman individuos aislados, sino personas en relación, en vínculo de reconocimiento mutuo.

    Personas que cobran su autoestima desde el respeto que los demás les demuestran. Y, desde esta perspectiva, los discursos intolerantes están causando un daño irreparable porque incitan al maltrato de los colectivos despreciados. Las semillas del odio son destructoras, quiebran el vínculo humano y provocan un retroceso de siglos. En este Diálogo analizaremos estas fobias sociales y como combatir estos discursos que erosionan los derechos de quienes son socialmente más vulnerables.